En la madrugada del 16 de septiembre del 1810,  en voz del cura Miguel Hidalgo y Costilla, se da el “Grito de Independencia” en el atrio de la capilla en Dolores Hidalgo, antes solo Dolores y que se encuentra en el estado de Guanajuato , con este gesto, da inicio el movimiento de Independencia.

La historia cuenta que la arenga  proferida por el cura Hidalgo fue: “¡Mexicanos, viva México!, ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, ¡Viva Fernando VII! y ¡Muera el mal gobierno!”.

El 16 de septiembre de 1812 fue la primera ocasión en que se dio el grito en nuestro país .

El primer registro que se tiene de una celebración de Independencia fue la del 16 de septiembre de 1812, cuando aún los insurgentes se encontraban en plena lucha.

En Huichapan, Hidalgo, el general  Ignacio López Rayón realizó un acto solemne para conmemorar dicho acontecimiento con una descarga de artillería y vuelta general de esquilas, la cual, reportó en su Diario de Operaciones Militares. En este escrito, el insurgente asentó: “comienza a solemnizarse en el alba de este día, el glorioso recuerdo del grito de libertad dado hace dos años en la Congregación de Dolores, por los ilustres héroes y señores serenísimos Hidalgo y Allende…”

Al año siguiente, en 1813, José María Morelos y Pavón, en el documento Sentimientos de la Nación, incluyó el punto 23, donde solicita la conmemoración del 16 de septiembre con el fin de preservar el recuerdo del día en que se inició el movimiento libertario y reconocer a la posteridad a los iniciadores de esta lucha.

La celebración del Grito en 1854 tuvo un carácter más solemne de lo habitual, ya que por primera vez se entonó el Himno Nacional Mexicano , ganador en el concurso convocado un año antes, por Antonio López de Santa Anna.

El gobierno dispuso todo lo necesario para estrenar la obra el 15 de septiembre en el Teatro Santa Anna (después Gran Teatro Nacional). La interpretación estaría a cargo de una compañía de ópera italiana que se encontraba en México, dirigida por el maestro Giovanni Bottesini, con las voces de la soprano Claudia Florentini y del tenor Lorenzo Salvi.

Llegó la fecha esperada y el presidente Santa Anna no llegó al teatro, pero el evento no se suspendió y el público escuchó el Himno Nacional. Sin embargo, el estreno no se consideró un acto oficial y se repitió al día siguiente, ahora sí, con la presencia del caudillo. En esta ocasión el tenor Salvi fue acompañado por Balbina Steffenone.

Ceremonial y protocolo

Oficialmente, no hay un #protocolo que marque lo que debe pasar minuto a minuto en la ceremonia oficial que sucede entre las 10 y 11 de la noche el 15 de septiembre, sin embargo, la tradición, la costumbre y hasta la repetición, ha generado una especie de «guión» que si bien no es el oficial, es el que suele seguir , sea el presidente o alguna autoridad.

1.- El presidente, que ahora vive en Palacio Nacional, se prepara en sus habitaciones.

2.- El presidente se coloca la banda presidencial, elemento que fue reformado ( artículo 34 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales ) para invertir el orden de los colores patrios en la Banda Presidencial y que el verde corresponda a la franja superior. Ojo, nadie más puede colocarse la banda presidencial.

El Grito de Dolores es considerado una de las “ceremonias oficiales de mayor solemnidad” y es uno de los cuatro días del año que el jefe del Ejecutivo federal en turno está obligado a usar la banda presidencial, según el artículo 35 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, que señala claramente la obligación de portar la banda presidencial en cuatro eventos:

  • En la transmisión del Poder Ejecutivo federal.
  • Al rendir anualmente su informe ante el Congreso de la Unión.
  • En la conmemoración del Grito de Dolores
  • Entrega de Cartas credenciales de los embajadores

3.-Cerca de las 23:00 horas, todo se encuentra listo en el salón de recepciones de Palacio Nacional, rumbo al balcón presidencial, desde donde dará el grito y tañerá la campana de dolores, también conocida como Esquilón San José, fabricada el 28 de julio de 1768 en bronce. Tiene una altura de 1.77 metros, un diámetro de 1.09 metros y 11 centímetros de espesor. 

4.-Antes de salir al balcón, y  al llegar al final del pasillo del salón de recepciones, el presidente recibirá el lábaro patrio por parte de la escolta del Heroico  Colegio Militar, que minutos antes recorrió el lugar hasta llegar al sitio o punto establecido.

5.-Con la bandera en sus manos, el presidente sale al balcón presidencial desde donde tañe la campana y da el grito de independencia, en una ceremonia que es transmitida en  medios y en internet. 

En ese momento, él permanece solo, aunque después se puede sumar su familia. Dato curioso, en el balcón solo caben hasta 11 personas

6.-Finalizado el ceremonial, inicia el espectáculo de fuegos artificiales o lo que se haya planeado para la ocasión. 

No hay una lista de arengas oficiales, cada presidente y en cada año, puede modificarlas, ya sea sumando nuevos “Vivas” o eliminándolos.

Lo que suele decirse, a manera de guion, es variable, pero por lo general es: «¡Mexicanos!, ¡Vivan los héroes que nos dieron patria!, ¡Viva Hidalgo!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Allende!, ¡Vivan Aldama! ¡Viva Matamoros!, ¡Viva la independencia nacional!, ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!»                                                                                                                                           

Cada Presidente en turno suele darle un toque personal, así, Lázaro Cárdenas gritó; “Viva la revolución social” o Vicente Fox que mencionó  “Viva Leona Vicario”, añadiendo “Viva nuestra democracia, vivan nuestras instituciones, y viva la unidad de las y los mexicanos”.

Es necesaria una propuesta de ceremonial y protocolo

Fuera de tintes e ideologías partidistas, hace falta en México una propuesta clara y concreta del #protocolo y #ceremonial a seguir para conmemorar el Grito de Dolores  y así evitar el tener ceremonias en todo el país que, más allá de los usos y costumbres , sean usadas para fines ideológicos o partidistas

Un acto solemne y clave, como lo es la ceremonia de “Grito de Independencia”, debe tener una guía clara para que no quede  como un «trabajo creativo» de cada Presidente de México, gobernador de entidad , o de cada presidente o alcalde.

En este tenor, se han planteado hasta dos propuestas en diferentes momentos:

En el año 2001 se propuso una modificación al artículo 9, para dejarlo en 9 bis, con la siguiente redacción:

TEXTO VIGENTETEXTO QUE SE PROPONE
              No existe.Decreto que adiciona la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales. Artículo Único.- Se adiciona un artículo 9 bis a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales en los siguientes términos. 
Artículo 9 bis.- El día 15 de septiembre de cada año, durante la celebración del «Grito de Independencia«, el Presidente de la República, los gobernadores de las entidades federativas, los presidentes municipales, y jefes delegacionales en el Distrito Federal, se ceñirán al protocolo descrito para este acto conmemorativo.
a) A las 23:00 horas del día 15 de septiembre de cada año, en la sede del gobierno de que se trate, o en el lugar previamente acordado por la autoridad respectiva, el titular de la administración pública, recibirá la Bandera Nacional de una escolta militar, en caso de no existir tropas sería una escolta de las fuerzas de seguridad pública, con los honores que esta Ley señala.
b) Inmediatamente después, saldrá al balcón o templete desde donde se dará «el Grito de Independencia» enarbolando la Bandera Nacional.
c) Acto seguido tañerá la campana, cuando proceda, y después hará las siguientes arengas: ¡Mexicanos!
¡Viva la Independencia Nacional!;
¡Vivan los héroes que nos dieron Patria!;
¡Vivan los héroes que nos dieron libertad!;
Viva Hidalgo!;
¡Viva Morelos!;
¡Viva Allende!;
¡Viva la Corregidora!;
¡Viva Aldama!
¡Viva Guerrero!
(¡Viva el estado libre de …!);
(¡Viva el municipio de …!);
¡Viva México!;
¡Viva México!;
¡Viva México! En el caso de los Estados de la Federación se agregará la alusión a la entidad correspondiente, de igual manera se hará en los municipios.En las delegaciones políticas del Distrito Federal se agregará la alusión: ¡Viva la Ciudad de México!, antes de gritar: Viva México. Para el caso que corresponde al estado de Chiapas, se considera que su independencia de la Capitanía General de Guatemala tiene una historia particular, por lo que en la arenga se incluye un: ¡Viva Matías Córdova! Después del: ¡Viva el estado libre de Chiapas!d) Por último, el titular de la administración de que se trate, ondeará la Bandera Nacional por un lapso no mayor a dos minutos. Concluida la ceremonia del «Grito de Independencia», entregará la Bandera Nacional a la escolta militar, cuando proceda, para que sea retirada con los honores respectivos. 

Transitorio
 Único.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación  

En el 2010, en el Senado de la república, se propuso la siguiente reforma


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA Y ADICIONA LA LEY DEL ESCUDO, LA BANDERA Y EL HIMNO NACIONAL.

Artículo Único.- Se adiciona un artículo 9-A a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, para quedar como sigue:

Artículo 9 A.- El día 15 de septiembre de cada año, a las 23:00 horas, se celebrará la ceremonia del «Grito de Independencia», en la que el Presidente de la República, los gobernadores de los estados federados, los presidentes municipales y, en el caso del Distrito Federal, el Jefe de Gobierno y los Jefes Delegacionales, en su sede de gobierno respectiva, recibirán de manos de una escolta militar, o si no la hubiere, de fuerzas de policía, la Bandera Nacional, con el protocolo y los honores que esta ley señala, para salir a un balcón, ventana o templete, en el que arengará al pueblo lo siguiente:

¡Mexicanos!
¡Viva la Independencia Nacional!
¡Vivan los héroes que nos dieron Patria!
¡Vivan los héroes que nos dieron Libertad!
¡Viva Miguel Hidalgo!
¡Viva Ignacio Allende!
¡Viva Doña Josefa Ortiz de Domínguez!
¡Viva José María Morelos y Pavón!
¡Viva Vicente Guerrero!
¡Viva el estado de…… o viva el Municipio de …….! (El que se aplique. En el caso del Distrito Federal, será ¡Viva la Ciudad de México!)
¡Viva México!
¡Viva México!
¡Viva México!

En el caso de los representantes diplomáticos de México en el extranjero, la Cancillería dispondrá la celebración o no de esta ceremonia. Sin embargo, en caso de que la hubiere, se ajustará a la presente disposición, con la salvedad de que la escolta podrá ser conformada por personal de la representación nacional, o bien podrá ser entregada al titular de dicha representación directamente del receptáculo donde el lábaro se guarda.

¿Qué opinas?

https://relatosehistorias.mx/nuestras-historias/noticias-de-la-celebracion-del-grito-de-independencia-de-1810
A %d blogueros les gusta esto: