Hace un par de días, en redes sociales (Facebook y Twitter) vi una rueda de prensa organizada, de forma conjunta, por autoridades gubernamentales de los tres órdenes, así como representantes de los equipos de @Chivas y @AtlasFC dando a conocer los operativos de seguridad para los Clásicos Nacional y Tapatío, que se disputarán en los próximos días.

Además del poder de convocatoria, un tanto por la información y otro, por los acontecimientos ocurridos en el estadio de futbol de los gallos blancos de Querétaro, note la participación de dos intérpretes de lengua de señas mexicano, a fin de asegurar el acceso de las personas con Discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, a la información y las comunicaciones.

Y si bien es cierto que cada vez más es frecuente que en los eventos se trabaje en la inclusión desde todos los ámbitos, aún hay mucho por conocer y sobre todo, entender en esta materia.

5 recomendaciones básicas

1.- Asegurarse de contar con un intérprete certificado, de tal manera que aseguremos que habrá esta comunicación certera y confiable. Para ello, identificar a las asociaciones pertinentes presentes en la ciudad, estado o país

2.- Debemos considerar diversos criterios de tal manera que aseguremos la correcta visibilidad del o la intérprete de lenguas y los demás oradores. Para ello es básico que:

  • El intérprete esté al mismo nivel que el orador, así las personas sordas podrán ver las expresiones faciales del que habla como del intérprete de lenguaje de señas. Así, si la oradora está de pie, el intérprete debe estar parado junto a ella, si está sentado en el presídium, lo ideal es que el intérprete debe de estar sentado.
  • Los y las intérpretes de lenguas suelen cansarse por todo el trabajo que deben de realizar, por ello, hay que considerar que si el evento es largo, cada 15 o 30 minutos debe haber un cambio de intérprete.
  • Asegurar iluminación adecuada para una correcta visibilidad. No se trata de mandarlo al espacio que no se usa o sobra, hay que considerar un lugar adecuado, evitando que, además, de la espalda a la luz, pues creará sombras que no permitirán que los demás lo vean.

3.- En eventos que además tengan transmisión en televisión o redes sociales, se debe asegurar que siempre salga a cuadro la o el intérprete de lenguas de señas, ya sea con la modalidad PIP ( Picture in picture) u otra .

La toma no debe centrarse solo en el que habla y mucho menos, quitar de cuadro a la o el intérprete.

No hay que hacer acercamientos a las manos o rostro de la o del intérprete.

Lo recomendable es que podamos ver a partir de la cintura hasta alrededor de 30 centímetros por arriba de la cabeza, y dar de espacio al menos otros 30 centímetros a los flancos, a partir de los hombros. La mayoría de las señas se realizan en la zona frente al torso y la cara.

El intérprete debe aparecer en un recuadro superpuesto al programa original, y el recuadro se ubicará en la parte inferior derecha de la pantalla, ocupando al menos una sexta parte de esta. 

También hay que cuidar el contraste entre el intérprete, la vestimenta, el color de fondo y el uso de joyería o accesorios brillantes, a fin de garantizar una mejor percepción de las señas. 

4.- Entender que esto NO es un plus, es una responsabilidad y compromiso con la comunidad, y además, en México, tenemos Lineamientos Generales de Accesibilidad al Servicio de Televisión Radiodifundida que deben cumplirse y asegurarse.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: